Consejo

Ciclismo: optimiza tu rendimiento

El ciclismo es predominantemente un deporte de resistencia . Para mejorar el rendimiento y superar los límites, la dieta del deportista es fundamental. Luego, mientras corre, las bebidas para hacer ejercicio o las barras energéticas pueden ayudar. Ponte en forma contigo para mejorar tu nutrición deportiva .

Un deporte de resistencia

El ciclismo se suele clasificar como deportes de resistencia . Efectivamente, es una actividad muscular de baja intensidad pero que dura varias horas. Este esfuerzo prolongado, sin embargo, se alterna con períodos de actividad de resistencia, es decir, esfuerzos muy intensos de corta duración. Este es el caso de los sprints.

Para lograr tal rendimiento, deberá proporcionar a su cuerpo toda la energía que necesita.

Mantenga sus reservas de energía

Durante el ejercicio, necesitará glucógeno. Esta se elabora a partir de la glucosa proporcionada por su dieta y almacenada en el hígado y en los músculos. Es la forma de energía disponible al instante para trabajar los músculos.

La desventaja es que las reservas de glucógeno no son ilimitadas. Antes de una carrera, debes rescatarlos tanto como sea posible y, a pesar de esto, se secarán rápidamente después de una hora a una hora y media de actividad de resistencia. Por eso tendrás que reconstruirlos durante tu esfuerzo a riesgo de sufrir la avería, infame antes de los últimos kilómetros y que cortan las piernas imposibilitando la aceleración final.

Objetivo: aportar glucosa. Este es el papel de las bebidas y los alimentos para el estrés.

El otro gran riesgo durante la carrera es la deshidratación (cuanto más trabajan los músculos, más calor corporal aumenta. En respuesta, transpiras, lo que provoca una fuga de líquido con el sudor y una mayor necesidad de hidratación).

Aquí, las bebidas para hacer ejercicio ayudan a rehidratar al mismo tiempo. Por otro lado, si utilizas alimentos como barritas energéticas, monodosis o geles, no olvides, además, beber con mucha regularidad.

Cómo estar seguro (e) de salir con el (de glucógeno) lleno

  • Antes de una carrera, modifique su nutrición aumentando la proporción de alimentos ricos en azúcar lento: pasta integral, arroz integral, pan integral, avena, maíz, lentejas, guisantes, garbanzos…
  • El día antes de la carrera: elija azúcares lentos que sean más fáciles de digerir: arroz blanco no demasiado cocido, cereales muesli, pasta blanca cocida al dente, sémola, patatas con piel …
  • La mañana antes de la carrera: como el día anterior, consuma azúcares lentos fáciles de digerir como carbohidratos.
  • Tres horas antes de la carrera: una última comida ligera o un refrigerio equilibrado, rápido de digerir para estar seguro (e) de salir después de la digestión.

Estas instrucciones sobre el tipo de carbohidrato a consumir deben formar parte de una dieta sana y equilibrada. Es solo una cuestión de hacer ajustes para optimizar el rendimiento en una carrera de resistencia.

Entradas Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *